Olvídate De La Amigdalitis Y De Cualquier Dolor De Garganta Con Este Sencillo Remedio Natural En Pocas Horas

La garganta es una parte importante para el cuerpo, ya sea para respirar y para comer. Sin embargo, es una zona bastante delicada y suelen haber ciertas enfermedades que pueden afectarla. Las amígdalas se encuentran en su interior y estas también suelen ser víctima de infecciones o bacterias.

Anuncio

La enfermedad principal es una afección llamada amigdalitis. Esta parte de la garganta se encarga de la filtración de todo lo que entra en nuestra boca, es decir, se encarga de no dejar pasar a organismos que suelan infectar nuestro cuerpo. Sin embargo, en determinados casos, estos agentes suelen infectarlas a ellas, causando su hinchazón y un fuerte dolor en la zona de la garganta.

Los síntomas de esta infección suelen presentarse en todo el cuerpo, dentro de ellos podemos mencionar: fiebre muy alta debido a la infección, puntos blancos o amarillos en las amígdalas, dolor al tragar sólidos y líquidos, dolor de garganta, dolor de cabeza, ronquera, entre otros. En este artículo te mostraremos una receta bastante sencilla y natural para eliminar de una vez por todas esta infección, logrando que cualquier dolor de garganta también sea sencillamente combatido.

Anuncio

Receta para aliviar la amigdalitis de forma natural

d

  Lo que necesitarás para hacer este remedio es lo siguiente:

– 1 cucharada de coñac o de whisky

– 250 ml de agua filtrada

– 8 gramos de semillas negras o de comino

Preparación y consumo

Estas son las instrucciones que debes seguir para hacer la mejor receta contra la amigdalitis, estas son:

  1. Vierta 200 ml de agua sobre las semillas de comino y deje hervir por 15 minutos.
  2. Asegúrese de obtener una mezcla espesa y negra, como los posos de café usado.
  3. Cuele y vierta los restantes 50 ml de agua filtrada y ponga todo a hervir de nuevo hasta alcanzar la ebullición.
  4. Por último añade una cucharada de coñac, whisky o licor y listo.
Anuncio

Lo único que debes hacer es tomar una cucharadita de esta solución cada media hora, sin pasarte de las dos horas, es decir, sólo 4 veces. Notarás como en 4 horas, el dolor y los síntomas habrán desaparecido.

COMPARTIR EN