El niño callejero se acerca al coche para pedir dinero, pero cuando mira adentro estalla en lágrimas

Alrededor del mundo podremos conseguir miles de historias increíbles, algunas tristes, otras felices y muchas otras totalmente motivadoras, pero sin duda, vale la pena compartir cada una de ellas para que sean conocidas por todos.

Anuncio

En este caso te contaremos una historia que tuvo lugar en Kenia, específicamente en Nairobi y el protagonista es un pequeño niño que pedía limosna en la calle para poder sobrevivir, ya que era huérfano y no tenía ningún otro sustento.

En este país centroafricano es común encontrarse con este tipo de casos, lo cual es algo bastante triste, sin embargo, en este caso la historia tiene un desenlace muy impresionante y en parte bueno, ya que el pequeño pudo conseguir una salida a su situación. Continúa la lectura de este artículo para que te enteres de todo.

Anuncio

Este niño pedía dinero en la calle y se consiguió con esta impresionante situación

nino

El niño en cuestión se llama John Thuo, este se encontraba pidiendo limosna en un semáforo de la ciudad, esto era algo que realizaba diariamente, ya que la limosna era lo único que tenía para vivir. Pero, este día, John se acercó a la ventana de un auto y pudo ver a una señora que lo dejó perplejo.

La señora se llama Gladys Kamande, y lo que sorprendió al niño fue que la mujer estaba conectada a un aparato con muchos cables, el aparato era para ayudarla a respirar, ya que la mujer sufrió un colapso pulmonar que la dejó en ese estado.

Además de esto, Gladys ya había pasado por trece operaciones, en la que una le rompió un nervio óptico, por lo que quedó ciega. John estaba en shock al escuchar la historia de la mujer, por lo que rompió en lágrimas y le preguntó que qué podía hacer por ella, la mujer le tomó la mano y le dijo que debían rezar.

John estaba impresionado y conmovido, y le dio el dinero que había logrado recaudar hasta ese momento ese día, porque sintió que ella lo necesitaba más. Pero, un hombre pasaba por el lugar y vio esta situación, les tomó una foto y subió la historia a internet.

Esto se hizo viral en muy poco tiempo y se creó una organización para recaudar dinero para la mujer y que pudiese pagar su tratamiento.

Anuncio

Se logró recaudar más que eso y también se logró que Gladys adoptara al pequeño John, de este modo ambos salieron ganadores gracias a un simple encuentro del destino.

COMPARTIR EN