Dijeron que había muerto de sífilis. Pero cuando abrieron el ataúd, su cadáver reveló la verdad

Hoy en día tenemos muchos derechos laborales, es decir, quien nos contrata debe tomar en cuenta muchas cosas para que el bienestar del empleado sea óptimo para de esa manera prestar un buen servicio de trabajo y no sufrir daños en el proceso que realiza en dicho trabajo.

Anuncio

De igual forma, en la actualidad se tiene conocimiento sobre las medidas preventivas, los elementos que son tóxicos y así, qué es bueno y qué no lo es para nuestro cuerpo. Se conoce además varios métodos de manipulación que debemos llevar a cabo para no afectar nuestra integridad.

De este modo podemos trabajar sin resultar desfavorecidos. Pero, esto no siempre fue así, sabemos que hace mucho tiempo los métodos de manipulación en las fábricas era muy diferente y por lo tanto la gente podía salir afectada por el material que trabajaban.

Anuncio

Ella murió por esta escalofriante razón y se ocultó la verdad por muchos años

Ahora sabemos que la radiación es mala para el cuerpo humano, pero hace unas décadas esto no era un tema que todo el mundo trabajara. Así, tenemos la historia de unas mujeres que trabajaban en una fábrica donde tenían que pintar a mano los números de los relojes con pintura fluorescente.

Estas mujeres eran pagadas muy bien, les pagaban hasta tres veces más que cualquier otro empleado normal, lo cual las dejaba en una muy buena posición donde podían lograr independizarse por sí mismas, ya que en la época apenas comenzaba la lucha por los derechos de las mujeres.

Sin embargo, el material que trabajaban tenía un alto nivel de radiación y no lo sabían, la fábrica decía hacerse responsable por su salud y les garantizó que trabajaban bajo un nivel de seguridad adecuado.

Pero esto fue refutado después del primer caso, la mujer comenzó a presentar un daño en sus dientes, los cuales se fueron pudriendo uno a uno, por lo que los tuvieron que retirar, pero luego sus encías se llenaron de úlceras y pus, luego perdió la mandíbula y se quebró su cadera, por lo que no pudo caminar más. Un tiempo más ella murió.

Sin embargo, el acta de su defunción indicaba que ella había muerto de sífilis. La empresa había pagado estudios falsos y demás “pruebas” que negaran que lo sucedido había sido causado por la radiación.

Los dueños mantuvieron esta posición durante mucho tiempo, aunque las demás mujeres siguieran dando pruebas de lo que estaba pasando. Todas las trabajadoras estaban condenadas a este trágico final, ya que no solo tenían contacto con el material fluorescente, sino que también lo empleaban en el maquillaje y lo ingerían.

El caso no tuvo mayor impacto hasta que murió el primer hombre por esa causa, después de allí si comenzó a tomarse en cuenta el asunto del contacto con los materiales radioactivos. ¿Qué piensas al respecto? Danos tu opinión y comparte este artículo.

Anuncio

Te puede interesar: La Mujer Pidió Anular El Matrimonio Sólo Una Semana Después De Casarse. Cuando Explicó El Motivo, Se Escucharon…

COMPARTIR EN